El color de verano en tu pelo.

Cuando llega el sol y el calor, los campos poco a poco se van tostando. Es decir, van entornando hacia colores claros, ocres y dorados, que paulatinamente se irán apagando desembocando más adelante en los tonos otoñales.
Pero resulta que estamos en pleno verano, una época de mucho trabajo para algunos, pero para la gran mayoría son solo días de descanso y relax. En cualquier caso es también el periodo en el que una se siente más guapa y seductora, bien sea gracias al bronceado de la piel, o bien a que las prendas de vestir son notablemente más sensuales que las del resto del año.

Pero, ¿crees que debes de dejar tu cabello en manos del clima y el ambiente? Pues no tenemos muchas opciones. Resulta inevitable que no se sometan a la acción del calor y del clima, más aún si eres de las que les gusta disfrutar de la playa o la piscina.
Siempre es recomendable que cuides tu cabello, sobre todo cuando está sometido a este tipo de agresiones, pero también debes de adaptar el color para estos cambios ambientales y estéticos.
Como bien sabemos, existe una paleta de tonalidades adecuadas a esta estación, colores que soportan mejor el sol y su desgaste es más natural. Porque en definitiva mi labor no es únicamente aconsejarte un color que vaya bien a tu rostro, sino que debo de adecuarlo para que no tenga un aspecto de dejadez por los días soleados.

Claro está que existen líneas solares para el cabello que son específicas para que el color y la calidad del pelo sufra menos agresiones cuando está expuesto a la radiación solar, pero debemos recomendarlos por salud y cuidado capilar, no únicamente por protección o duración del color.

Tonos Oscuros


Estos son los colores que con buenos cuidados pueden soportar un merecido verano. Hablamos de los morenos y castaños oscuros, pero no solo me estoy refiriendo a las tonalidades naturales, sino también el rojo frambuesa, violeta, marrón chocolate y tonos café pueden estar dentro de esta gama, siempre y cuando no alcancen una tonalidad superior a un castaño.

El cuidado es sencillo porque contienen más cantidad de pigmento de color que impide que se aprecie mucho la pérdida de color con los rayos solares. Esto no quiere decir que el pelo no se deshidrate y pierda brillo y que pueda llegar a alcanzar un tono grisáceo o mate. Para evitarlo hay que utilizar una mascarilla SIN aclarado que proteja el color de los rayos solares y que, además le aporte una hidratación extrema.


Colores Castaños


Los más utilizados son los tonos castaños, avellana, madera, marrones dorados, cobrizos, rojizos y con derivados del dorado.
Precisamente es aquí donde nos encontramos con uno de los mayores problemas para mantener la intensidad del pigmento porque son colores más susceptibles de ser alterados por los rayos solares, el cloro o el agua de mar. Es en estos casos cuando vuelves de las vacaciones con un aspecto decolorado y oxidado.

Para su cuidado debes de utilizar un champú de línea solar que te ayudará a eliminar los restos de salitre. En cuanto a hidratación, sin duda requiere el mismo cuidado que hemos hablado en el apartado anterior respecto a la mascarilla sin aclarado.

Por último, para proteger el color existe una grama de productos específicos donde se deben de tener en cuenta varios factores: su su recuperación es el aumento de tono (aclarado de color o pérdida de pigmento), lo ideal es decantarse por una línea específica que evite la perdida de color protegiendo la cutícula. Para ello dispones de la línea Intégrity de Milk Shake que es especial para evitar este problema al no contener sulfatos o sales, nutre gracias a su composición y evita la pérdida de color debido a una molécula llamada Intégrity.

Pero el cuidado no termina aquí porque eso hará que el cabello esté nutrido a la vez que mantiene la duración del color, pero lo mejor siempre es protegerlo desde antes con un buen spray solar de protección.


Tonos Claros


En este caso no se trata de una cuestión de modas sino de comodidad. Los tonos claros son una gran despreocupación para el verano por varios motivos. Todos los colores que se encuentran en la paleta de rubios como pueden ser los tonos miel, dorados, salmón, anacarados, melocotón, arena... son ideales  cuando tenemos una piel bronceada. Son unos colores que se pierden con facilidad, pero esa degradación no es la denominada "mala vejez" que sufren el resto de tonalidades.
En cualquier caso, esta alteración terminará convirtiéndose en "rubio" porque la cantidad de pigmento es tan pequeña que terminará desapareciendo. Esto explica el porque al regreso de vacaciones, si llevas estos tonos vuelvas más "rubia", con un tono que perfectamente podría decirse que está mal aplicado.

Aunque la pérdida de color sea gradual y aceptada, esto no quiere decir que el cabello no sufra y se debilite. Estos colores precisamente son los más sensibles y necesitan un mayor cuidado e hidratación porque el cabello está más poroso y es más delicado. Para esto además de usar productos para proteger el sol, debes de utilizar mascarilla de forma continuada para así reparar los efectos ya ocasionados con la coloración y posteriormente con el sol.

El verano es la etapa que normalmente se utiliza para desconectar y descansar del estrés, pero esto no quiere decir que tras ese periodo el aspecto capilar se vea dejado o desaliñado.
Disfruta del verano, aprovecha a ponerte el color deseado pero no dejes que tu cabello llegue a septiembre en camilla pidiendo habitación en una peluquería para su recuperación hasta la siguiente primavera.

Productos aconsejados:

Champú para cabello muy seco, crespado o deshidratado: Nutro o Intégrity
Mascarilla reparadora para cabello seco, crespado o deshidratado: Nutro, Intégrity o Leche
Mascarilla SIN aclarado protectora y reparadora: Incredible Milk o Whipped Espuma de leche

Fuente: Tocado

Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...