¿Cómo y por qué envejece el cabello?

Todas las personas tenemos claro que nuestro cuerpo envejece con los años, los huesos se desgastan volviéndose más finos, nuestros ojos van perdiendo visión, nuestra piel y uñas comienzan a cambiar de forma gradual. Pero todos tenemos claro que la aparición de arrugas, deshidratación y sequedad en la piel, es normal a medida que cumplimos años. 

¿Por qué no entendemos que el cabello también envejece y conforme pase el tiempo, necesitará más cuidados?

Los cambios que se producen depende de los genes de cada persona, de tu estilo de vida y de cómo hayas cuidado su cabello a lo largo de los años. 


El principal síntoma más visible, es que el cabello entra en un proceso degenerativo que implica que la fibra capilar pierda consistencia, brillo, grosor, textura e incluso se produzca una caída superior del mismo. Así, la tendencia natural del cabello es que con el paso de los años el pelo se vaya afinando, ya que pierde suavidad, brillo y sobretodo hidratación. 

Según la edad, en circunstancias normales el cabello se presenta diferente:


A los 20, el cabello luce sano, fuerte y con brillo, aunque es importante hidratarlo y cuidarlo. 

A los 30, por el abuso de las planchas, tintes o secadores en los años anteriores, el cabello comienza a verse más seco, deshidratado y comienzan a aparecer las canas. Es ahora cuando el tinte se convierte en una "obligación" y no en una "diversión". Por todo ello es muy importante utilizar coloraciones que no solo estén enriquecidas con extractos naturales, sino que no contengan los ingredientes nocivos tan usuales en los tintes. Si además de esto, tiene una baja alcalinidad te ayudará a mantener tu cabello sano, brillante y con fuerza. El tinte Coaree está catalogado como el mejor tinte de nueva generación y es una gran opción para ello.  
A partir de los 40, el cabello está más débil y más fino. se pierde más cabello y suele estar más rebelde o encrespado. A partir de los 40 es muy importante realizar tratamientos nutritivos que devuelvan al cabello su frescura. De la misma forma que nos cuidados la piel de la cara cada mañana, también debemos de cuidar nuestro cabello cada día. 

Una pequeña rutina de cuidado básico e imprescindible,  con la que tu pelo estará cuidado y protegido es:



Cuidado en el lavado básico de solo tres pasos.  


  • Lavado
  • Acondicionado con aclarado
  • Hidratación sin aclarado
¿Como harás está pequeña rutina?

  • Una vez hayas aplicado las dos pasadas de champú y las hayas aclarado, es el momento de acondicionar tu cabello. Si el agua de tu ciudad contiene mucha cal, la mejor opción es que utilices primero un acondicionador con aclarado, lo dejes unos minutos para que devuelva el ph correcto a tu cabello y este pueda cerrar sus cutículas. El Acondicionador de Leche de Milk Shake es perfecto para ello. Una vez lo hayas tenido unos minutos debes de aclararlo y secar con una toalla. 
  • Frente al espejo y antes de desenredar, es el momento de aplicar un producto imprescindible en tu baño. El acondicionador SIN aclarado. Recuerda que el cabello tiene un ph ácido y con solo tocar el agua ya se modifica, esto hace que las cutículas del pelo queden abiertas, sin rumbo, sin definición y por más que intentes trabajar tu pelo, será imposible que quede perfecto. 
  • ¿Alguna vez te has duchado y has comprobado que la piel de tus piernas, estaba mate, pelada y tirante pareciendo las escamas de un pez? En este momento con solo aplicar tu crema corporal el problema se ha corregido y tu piel vuelve a estar brillante y elástica. En el cabello te ocurre lo mismo, si no incluyes este último paso en tu rutina de lavado, quedará a medias y será imposible lucir perfecto, sano y brillante. Los dos  mejores productos para ello son la Espuma de leche Whipped de Milk Shake e Incredible Milk de Intégrity
  • Estas dos mascarillas tienen algo fantástico, y es que con la poquita cantidad que se necesita para obtener un gran resultado. este es tan visible desde la primera aplicación que una lo convierte en imprescindible. 
  • Ahora es el momento de comenzar a secar y peinar. Recuerda que hay que mimar el cabello secándolo de arriba - abajo. Si colocas tu cabeza boca abajo dando aire en plan "rockera", volverás a abrir las cutículas del pelo de la misma forma que si lo cepillases desde las puntas a la raíz. Siempre has de secarlo y peinarlo, en el sentido de raíz a puntas y de arriba-abajo.

Un cuidado básico es muy rápido y fácil, todas las personas deberíamos hacerlo desde que somos niños, de la misma forma que lavamos nuestro cuerpo con un buen gel hidratante y aplicamos una buena nutritiva desde que somos bebes. El cabello necesita desde ese mismo instante, los mismos cuidados. 

Recuerda que si tienes hijas, es conveniente que también se lo hagas desde ya. Su cabello está sano, pero al igual que su piel, este es más sensible que el tuyo y tiene una gran tendencia a deshidratarse e incluso a "quemarse" con facilidad. 


Aparte de la edad y el paso de los años, el envejecimiento capilar tiene otras causas y en algunos casos es prematuro:


  • Cambios hormonales en el cuerpo. 
  • Exposición del cabello a determinados elementos como el sol, agua de piscina o mar. Por ello, es muy importante el uso de protectores que protejan tu pelo, al igual que lo haces con tu piel. 
  • Exposición del cabello a elementos térmicos como planchas, tenacillas, secadores o radicales libres. Para evitar esto, es muy importante aplicar un protector que forme una película protectora al rededor del cabello y evite la penetración de los grados de calor. El mejor protector térmico es el Balsamo Neokératin y AQUÍ podrás leer los motivos. 
  • Nuestro cuerpo produce una cantidad de proteínas, lípidos y melanina. Con el paso de los años se reduce esa cantidad, al igual que la proporción de queratina y colágeno. 
  • El estrés aumenta la producción de peróxido de hidrógeno en el bulbo piloso, pudiendo adelantar la primera aparición de canas, aumentando la debilidad y disminuyendo el grosor. 
  • Hay otros factores importantes que intervienen en el envejecimiento capilar, como pueden ser medicamentos como los antidepresivos, los complejos que suben los niveles de serotonina, los hormonales como los anticonceptivos, las caries en la boca o una alimentación deficiente en magnesio y zinc. 


Las hormonas también intervienen en el envejecimiento natural capilar. Las mujeres después de los 40 pero antes de la menopausia, producen menos estrógenos. Los estrógenos tienen un efecto muy positivo en el ciclo de nuestro cabello, por lo que el pelo pierde grosor, vitalidad y volumen. A partir de este momento también puede favorecerse una caída de cabello. 


El cabello femenino y masculino no envejecen de igual manera, las hormonas, grosor de piel y estructura ósea más fuerte son los principales motivos por los que el envejecimiento se retarda más en los hombres. El hombre en general tiene activas las hormonas durante más tiempo, por lo que puede retrasar un poco el envejecimiento capilar siendo su cabello más sano y brillante de aspecto. 
Aunque también puede afectarles por el contrario, la alopecia por factores genéticos. 

Para retrasar el envejecimiento capilar puedes tener en cuenta los siguientes consejos:


Disminuir el uso de plancha y sobretodo utilizar protectores térmicos siempre que te laves el cabello.
Aparte de la pequeña rutina de cuidado básico de lavado, puedes realizar tratamientos hidratantes, regeneradores por lo menos una vez al mes. 
Date un capricho y hazte una cura de salud como mínimo una mañana al mes, ¡tu pelo agradecerá tanto alimento!

Utiliza productos que combatan el envejecimiento del cabello, mantengan la elasticidad en este y sobretodo que tengan filtro sobre los radicales libres. Un poquito de Aceite de Argán Z.one cada mañana, tendrá un efecto tan positivo y te dejará una sensación tan agradable como cuando te lavas la cara y aplicas tu crema hidratante en ella. Con este aceite no debes de preocuparte por si te queda graso o te da peso al pelo, verás que es limpio y ligero. Tu cabello quedará suelto y con movimiento. 


Y sobretodo, lo más importante es que cuides tu cuerpo internamente, el agua es vital para no deshidratarnos y los alimentos para mantenernos sanos. Recuerda que somos lo que comemos y todo se refleja en el exterior. 


Fuente: Tocado
Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...